miércoles, 23 de noviembre de 2011

"El peor de los contrarevolucionarios"


Revolución: Dígase de la justificación usada por picaros políticos para cambiar el orden institucional de las cosas en una nación con el propósito de secuestrar el poder y hacer uso de él en beneficio personal o de una pequeña cúpula organizada.
Ext. Organizó una revolución y se hizo del poder.
F: Justificó ante las masas su dictadura con una revolución.
D: Sólo un revolucionario es capaz de no entender el verdadero objetivo de una revolución.

Después de la llegada al poder de Fidel Castro en Cuba, el significado de revolución debió ser cambiado por la definición anterior, pero si los que debieron haberlo hecho se consideraban revolucionarios, hoy, a cincuenta y tres años de aquel acontecimiento aun están a tiempo.
No existe un solo revolucionario que alcance el poder en una nación, que entregue las riendas de la dirección del País sin que los pueblos paguen una cuantiosa  cuota de sangre.
La historia ha demostrado eficazmente que las únicas revoluciones efectivas son aquellas que no tienen que ver con la política.

ASTRON: Giro completo que da un astro en todo el curso de su orbita.
MEC: Giro o vuelta completa que da una pieza sobre su eje.
Vuelta de biela/ manivela.

Algunos expertos aseguran que Raúl Castro está llevando a cabo una revolución dentro de la revolución. Esto me parece más un trabalenguas que la definición de lo que sucede actualmente en Cuba. Para empezar, a los cubanos les parece que no está sucediendo nada, porque desde que empezaron los movimientos raulistas en el año 2008, sólo una pequeña parte de los considerados revolucionarios, han visto mejorar sus vidas.

Derecho a la telefonía celular. Solo aquellos cubanos que tienen acceso directo a la moneda convertible pueden darse el lujo de tener una línea celular eficiente; los que no, dependen de la buena voluntad de la FE (familiar en el extranjero).
Aun cuando el acceso a una línea dejó de ser restringida, los costes hacen de esa liberación un sueño imposible de alcanzar para la gran mayoría de los cubanos. (referencia a contratos de la firma ETECSA SA)
Derecho al uso y tenencia de Ordenadores y programas de computación. Este derecho no incluye el acceso a una línea de Internet privada. Todas las conexiones a la red mundial de comunicación e informática deben ser autorizadas por las autoridades competentes, garantes legales del derecho a expresión, información y comunicación.
Apertura de clubes sociales con acceso a la intranet. Una especie de red revolucionaria que asegura que la información recibida y/o enviada no afecte los preceptos morales y soberanos de la sociedad (léase ley 88 o mordaza por sus siglas en cubano)

Derecho a la compra y venta de vehículos motorizados. Los vehículos motorizados que aun conservan la mayoría de la población, son aquellos que fueron cuidadosamente conservados por sus dueños de antes del triunfo revolucionario. Otros de procedencia soviética, que fueron vendidos a individuos por meritos revolucionarios que pudieron sobrevivir a la crisis del periodo especial. Los demás, en su inmensa mayoría, son propiedad del Estado que pretende venderlos a la población a precios elevadísimos, inalcanzable para los cubanos.

Derecho a la venta viviendas y comercialización de inmuebles. Toda venta de una propiedad inmobiliaria debe ir acompañada de la documentación legal necesaria para que se pueda llevar a cabo la transacción. La crisis de la vivienda que ha sufrido Cuba en los últimos cincuenta y tres años, ha perjudicado de tal forma la documentación legal de las propiedades, que es casi imposible que una casa esté legalmente documentada. Según cifras de las autoridades de la vivienda, sólo el seis por ciento de la propiedad en la isla está legalmente inscrita en el registro de la propiedad.
No hay que ser un erudito para comprender entonces cual es el verdadero objetivo de esta apertura.

Derecho al cuentapropismo. (término utilizado para definir el negocio por cuenta propia) Un derecho que no es más que la legalización del mercado negro. El uso de este mercado subterráneo ha existido en la Isla desde siempre, se acentuó drásticamente después del triunfo de la revolución y ha sido la manera que el pueblo encontró para sobrevivir estos cincuenta y tres años de castrismo. La bolsa negra canalizó la entrega y disponibilidad de los medios básicos para la sobre vivencia de la población, y de cierta manera alivió la responsabilidad del Estado para con las necesidades superfluas del Pueblo. El gobierno ha encontrado la manera de sacarle provecho económico a este comportamiento poblacional, por cuanto la infraestructura necesaria para la operatividad de la verdadera empresa privada no existe. De manera que más que una apertura, es todo lo contrario. Es controlar y sacarle beneficio a un comportamiento tan viejo como la propia revolución.

Derogación del apartheid turístico. De mala gana el gobierno permite a los nacionales tener el mismo acceso a los enclaves turísticos donde van los extranjeros, no justamente para darle las mismas posibilidades a los cubanos, sino para quitarse de encima el estigma creado por este tipo de comportamiento racista y degradante. No obstante esta derogación es tácita, de manera que las autoridades de cualquier centro turístico en cuestión pueden muy bien prohibir el acceso nacional si las circunstancias así lo permiten. Esta apertura no está muy clara porque no existe documentación al respecto en la gaceta oficial.

Derecho a los cubanos del interior viajar y/o establecerse en la Capital. Este derecho también es tácito, y la apertura como tal no existe, porque tampoco existió oficialmente el cierre de las fronteras de la Capital. Estos son mecanismos que se flexibilizan pero que en cualquier momento pueden retomarse de nuevo según sea el caso. De manera que hablar del la libertad de movimiento es exagerar demasiado.

Derecho a los campesinos a mercadear su cosecha. Esta apertura tiene una gran desventaja, y la pregunta es la siguiente. ¿Por qué sólo pueden los campesinos comercializar frutas, legumbres, hortalizas, vegetales, granos y tubérculos? No existe apertura cuando el Estado determina el tipo de productos que un empresario puede comercializar. Tampoco la hay cuando los precios son controlados por el gobierno.

¿Quién dice pues que Raúl Castro está haciendo aperturas en Cuba?

La gran prensa libre nos quiere vender la idea que Raúl Castro es la otra cara del castrismo. Llevándose por la escasa multitud de informadores independientes dentro de la Isla (siempre los mismos) la prensa ya da como un hecho la actitud contrarrevolucionaria de Raúl, sin embargo, si hacemos un análisis profundo de las supuestas aperturas raulistas, no tardaremos mucho tiempo en descubrir que si Raúl Castro es un aperturista, es el peor de los contrarrevolucionarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada